Gastar calefacción y electricidad o bien apostar por el ahorro y bajas emisiones. Las nuevas ventanas persiguen un importante ahorro en la economía familiar con reducciones  en la factura energética de hasta el 70%.

El gasto en calefacción y electricidad ha de estar acompañado del ahorro en la adquisición  de las nuevas ventanas. La configuración adecuada en cada estancia de la casa es esencial para conseguir ese ahorro y confort por el que vamos a realizar una importante inversión.

La elección del producto adecuado en cada caso es responsabilidad del profesional: es quien ha de asesorar al consumidor y argumentar en todo momento las cualidades y el comportamiento de cada unidad de ventana, y también pre veer la disminución del consumo energético.

La ventana se convierte en un electrodoméstico útil y usable durante muchos años, siendo el único elemento del hogar que no consume energía y además  devuelve el gasto de su  inversión y permite disminuir los consumos de manera tal que las ventanas en muy poco tiempo salen ” gratis” y trabajan para nosotros todos los días.

ventanas climalit
cristal inteligente guardian sun
DESCUBRE VENTANERIA